Presidente Piñera presenta Clase Media Protegida

22 MAY 2019
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

El plan es un sistema de apoyo integral para que las familias tengan una ayuda directa del Estado cuando deban enfrentar eventos adversos o accidentes. Todas las medidas se pueden revisar en www.clasemediaprotegida.cl

Muy buenos días:
 
En primer lugar, damos las gracias a Dios por esta maravillosa mañana de sol de otoño. Saludo a Cecilia, al Alcalde, a los Ministros aquí presentes, a los Parlamentarios, también a nuestros amigos que nos acompañan. Carolina supe que usted dejó el trabajo 15 años por cuidar a su madre; y a Max, con el cual trabajamos juntos en alguna época; a Elba; y a todos los que hoy día sé están expectantes.
 
La misión, la tarea de un Gobierno y un Presidente es simple: mejorar la calidad de vida de todos nuestros compatriotas, y entregar al futuro o futura Presidente un mejor país que el que recibió de la Presidenta anterior.
 
Y para eso es muy importante avanzar en todos los campos. Por de pronto, ¿cómo lograr estos propósitos? Es fundamental que el país avance, crezca, se desarrolle, pero eso no es suficiente.
 
Por eso, en nuestro Gobierno, hemos puesto el foco en dos grupos muy especiales:
 
Primero, los más pobres, los más vulnerables. Por eso, desarrollamos el Programa “Compromiso País”, que identificó a los 16 grupos más vulnerables de nuestra sociedad, que muchas veces no se benefician del desarrollo general. Es como un tren que avanza, es importante que el tren avance, pero también es importante subir a todos los pasajeros a este tren.
 
Por eso, el proyecto “Compromiso País” busca una solución específica, diseñada especialmente para cada uno de los grupos, como los discapacitados, los que están privados de libertad, los que viven en la calle y muchos otros sectores.
 
Pero también tenemos una preocupación muy especial por nuestra clase media. Todos sabemos -como lo dijo muy bien Carolina- que la clase media, en las últimas décadas, ha progresado y mucho, en base a su propio esfuerzo, su propio mérito, su propio trabajo. Ellos lo saben y se sienten muy orgullosos de sus logros y, por supuesto, quieren seguir progresando. Y por eso es tan importante que Chile se ponga en marcha y acelere su avance hacia un progreso y desarrollo.
 
Pero también es verdad -y lo dijo Carolina- que nuestra clase media siente acuciante, a veces angustiosos, temores, que un accidente en el ciclo de la vida los pueda hacer perder todo lo que con tanto esfuerzo habían logrado. Y por esa razón, el objetivo del Programa “Chile en marcha” es crear más oportunidades para que la clase media siga progresando, y el objetivo del Programa “Clase Media Protegida” es decirles a las familias de clase media que, cuando tengan que enfrentar un accidente en el ciclo de la vida, no van a estar solas, que una mano solidaria, oportuna y eficaz las va ayudar a enfrentar estos accidentes, a ponerse de pie nuevamente y volver a caminar.
 
¿Cuáles son esos temores, que muchas veces angustian a nuestra clase media? Son muchos, pero los principales están ligados con la pérdida del empleo, y lo que eso puede significar en término de vulnerabilidad; el temor a una enfermedad grave, no solamente la enfermedad, sino que no poder enfrentar los gastos que esa enfermedad significa; el temor a la delincuencia, que también los puede hacer retroceder en los logros que han alcanzado; el alto costo de la educación de los hijos, que les puede significar mochilas de deudas; el temor a no poder acceder a una vivienda digna, donde poder desarrollar las relaciones de familias, crear un hogar; y, finalmente, el temor al llegar a la tercera edad y que esa tercera edad sea vulnerable, y que no puedan hacerse cargo o tengan que ser dependientes y terminen siendo una carga para sus propias familias.
 
Yo creo que esos son los principales temores que afectan a la inmensa mayoría de las familias de clase media, y a eso apunta el Programa “Red Clase Media Protegida”.
 
Quiero hacer una mención, porque además de preocuparnos de los temores, tenemos que también crear las oportunidades. “Chile en marcha” es fundamental, y yo quiero decir que el que Chile siga creciendo, avanzando, enfrentando y aprovechando las oportunidades del futuro, creando más y mejores empleos, y más y mejores oportunidades, es fundamental.
 
El año pasado hicimos un esfuerzo gigante por lograr que Chile se pusiera en marcha. Y quiero compartir con ustedes, brevemente, algunos resultados.
 
Chile creció al 4%, lideró el crecimiento en América Latina, creció mucho más que el mundo y 3 veces más que el último año del Gobierno anterior. Y eso, sin duda, creó oportunidades.
 
Logramos crear 160 mil nuevos empleos, la mayoría de ellos con estabilidad, con contrato, con seguridad social.
 
Logramos crear 130 mil nuevos emprendedores, la cifra más alta desde que se tiene registro.
 
Y la inversión y la productividad, que habían caído año tras año, transformándose en un lastre, volvieron a crecer y con fuerza, transformándose en un motor.
 
Todo eso, sin duda, son buenas noticias.
 
Este año va a ser más difícil, porque la economía mundial está pasando por un momento más difícil, porque hay una guerra comercial desatada entre China y Estados Unidos y muchas razones más, pero igual “Chile en marcha” va a continuar, y yo les puedo asegurar ustedes que, a pesar de las dificultades, este año Chile nuevamente va a encabezar el crecimiento en América Latina, va a superar al promedio del mundo, pero requiere naturalmente el esfuerzo y el compromiso de todos.
 
Pero volvamos a los temores, ¿a qué apunta la “Red Clase Media Protegida”? Apunta, precisamente, a que las familias, cuando tengan que enfrentar los días lluviosos sepan que no van a estar solas, y que va a haber una mano preocupada, comprometida, que los va ayudar a superar esa situación.
 
Para esto hemos estructurado un conjunto de políticas, de acciones para poder cumplir esa misión. Algunos ya existían y las hemos fortalecido, otras las hemos creado, y algunas -y aquí aprovecho de hacer un llamado a los parlamentarios- están en proyectos de ley que están en plena discusión en el Congreso Nacional y que necesitamos que se aprueben con prontitud para completar y darle fuerza y eficacia a la “Red Clase Media Protegida”.
 
¿Cuáles son estas medidas?
 
En el campo del trabajo, en primer lugar, seguir creando más y mejores trabajos es fundamental. No hay mejor política laboral que el pleno empleo.
 
Pero además de eso, hay algunos que pierden su trabajo o que les cuesta encontrar trabajo, y por eso estamos haciendo una profunda reestructuración del SENCE para que la capacitación llegue también a aquellos que están sin trabajo y puedan, en consecuencia, capacitarse a veces en áreas distintas a las que habían conocido. Y también en crear ferias laborales a nivel de cada comuna, que ayuden a las personas a encontrar esos nuevos trabajos.
 
En materia de salud, hay un proyecto de ley en el Congreso que moderniza profundamente FONASA y el sistema de ISAPRE, creando un Plan Universal de Salud, garantizado para todos los chilenos, eliminando las preexistencias y los exámenes previos de salud, para terminar con los pacientes cautivos, que porque no se podían cambiar de ISAPRE quedaban cautivo de su ISAPRE. Y ustedes saben que cuando uno está cautivo, hay mucho riesgo de ser abusado.
 
Pero, además, estamos creando un Seguro de Salud para Enfermedades Catastróficas -exactamente lo que dijo Carolina- que establece un techo, un gasto máximo al gasto que tienen que hacer las familias cuando tienen que enfrentar enfermedades graves. Y ese gasto máximo significa que, de ahí para arriba, ya no es responsabilidad de la familia, lo va a asumir este Seguro para Enfermedades Catastróficas.
 
En concreto, el gasto máximo de la familia va a ser el 40% del ingreso familiar promedio -es decir, per cápita de la familia- por cada uno de sus miembros, por cada año. Ése es el límite máximo, de ahí para arriba el seguro se hará cargo.
 
Pero además de eso, estamos impulsando con mucha fuerza los convenios con prestadores de salud bajo la modalidad de pago asociado a diagnóstico: es decir, que se acuerde con los prestadores de salud la solución al problema de salud; no prestación por prestación, sino que la solución. Si hay una persona que tiene un problema y tiene que operarse la cadera, queremos que le resuelvan el problema de la cadera. Y, por tanto, los convenios son por solución a un problema de salud, lo cual va a traer mucha tranquilidad a las familias que van a saber que el prestador le va a resolver su problema, y no que le va a ir prestando servicio tras servicio con una cuenta que nunca termina.
 
En materia de delincuencia, un tema que angustia -y con tanta razón- a tantas familias chilenas. Créanme, hemos hecho todos los esfuerzos del mundo:
 
Hemos aumentado en más de 3 mil el número de carabineros protegiendo a nuestros compatriotas en las calles;
 
Hemos realizado 11 rondas masivas preventivas, en que participan decenas de miles de carabineros, que nos han permitido detener a 60 mil personas que fueron sorprendidas en delitos in fraganti o que tenían órdenes de detención pendientes, y estaban eludiendo la acción de la Justicia;
 
Hemos fortalecido a Carabineros y a la PDI con todos los instrumentos tecnológicos: cámara, visores nocturnos, pórticos para controlar autos robados, drones que puedan vigilar, en una guerra sin cuartel y sin tregua contra la delincuencia y contra el narcotráfico.
 
Pero nuevamente tenemos en el Congreso muchos proyectos que aún no están aprobados:
 
El proyecto de Ley Antiportonazos, y entiendo, Carolina, que usted sufrió un portonazo para terminar con este flagelo;
 
El proyecto de Ley que aumenta la Responsabilidad Penal de los Adolescentes que cometen delitos con violencia;
 
El proyecto de Ley que castiga con mayor severidad a los adultos que utilizan a menores para cometer delitos violentos;
 
El proyecto de Ley que establece un Control Preventivo de Identidad, de forma tal de prevenir y anticiparse a la comisión de los delitos;
 
El sistema que establece, a nivel legal, el Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), que va a aumentar enormemente la eficacia, la eficiencia y la focalización de nuestras policías.
 
Y podríamos seguir. Yo creo que siendo la delincuencia el problema número uno, el principal problema que angustia a las familias chilenas, también debiera ser la prioridad número uno del Congreso en sacar adelante todos esos proyectos, que cuentan con un apoyo masivo de la inmensa mayoría de los chilenos, que sabe -por experiencia propia- que son necesarios.
 
Pero además de eso, yo quiero compartir con ustedes algunos buenos resultados, porque después de años en que la delincuencia venía creciendo, la última Encuesta ENUSC mostró que esa tendencia se quebró, que tuvimos una baja significativa: 500 mil pertenecen a hogares que dejaron de ser víctima de la delincuencia, gracias a todos estos avances.
 
Y la meta -y se lo recuerdo con mucha frecuencia al Ministro del Interior y aprovechó recordárselo a nuestra Subsecretaria Katherine Martorell- la meta es que 2 millones de personas se liberen del flagelo de la delincuencia durante nuestro Gobierno, y para eso tenemos que seguir avanzando en ese terreno.
 
Pero además de eso, en esto estamos fortaleciendo muchos programas para apoyar y acompañar y darle asistencia legal, psicológica y social a las familias que siguen siendo víctimas de la delincuencia. Proyectos y programas que están en manos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, del Ministerio del Interior y Seguridad Pública y también del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género. Todos esos proyectos los estamos fortaleciendo y son parte del Programa “Clase Media Protegida”.
 
En materia de educación, que todos los padres quieren porque saben lo que importa la educación, darles una mejor educación a sus hijos que la que ellos tuvieron, porque los padres son muy sabios y saben que una buena educación abre un mundo de oportunidades y que la carencia de esa buena educación, muchas veces conduce a un mundo de frustración.
 
Por eso, el Programa “Clase Media Protegida” se hace cargo de esta tarea, aumentando la gratuidad para los estudiantes de Educación Técnico Profesional desde el 60 al 70% de los hogares más vulnerables. Pero, además, reformulando el famoso CAE -Crédito con Aval del Estado- reemplazándolo por un nuevo sistema que se denomina Sistema de Financiamiento Solidario de la Educación Superior.
 
¿Qué incluye? Que los préstamos que reciban los estudiantes, por encima de lo que es la gratuidad, tengan una tasa interés muy subsidiada, 2%. Que los estudiantes del 60% más vulnerable no paguen mientras están estudiando. Que nadie pague más que el 10% de sus ingresos y si no tiene ingreso o está desempleado, no paga. Y que adicionalmente, al término de las 180 cuotas, cualquier saldo de deuda desaparece en forma automática.
 
De esta forma, estamos cumpliendo dos compromisos muy sentidos: que ningún joven con mérito y voluntad se quede fuera la educación superior por falta de recursos, y que ninguna familia vea transformado el sueño de un hijo profesional en una verdadera pesadilla por la mochila de deudas. Esperamos que este programa permita que ningún joven se quede atrás y que ninguna familia se quede con una mochila de deuda.
 
Por otra parte, en materia de vivienda, que es el sueño de todas las familias, tener una vivienda digna donde poder crear, formar una familia, poder crear un hogar; por algo se dice que “el casado casa quiere”. Hoy día, los no casados también quieren casa. Y, por tanto, aquí tenemos que hacer un esfuerzo muy grande, que se traduce en que hemos aumentado significativamente el número y el monto de los subsidios para arriendo o compra de viviendas orientados a la clase media.
 
En el proyecto de Ley de Reforma Tributaria se extiende la franquicia del pago de IVA, desde 2 mil a 3 mil UF, para dar acceso a esa franquicia a importantes sectores de la clase media.
 
Finalmente, en el tema de la tercera edad, y créame que todos, salvo aquellos que nos manden a llamar antes de tiempo, vamos a llegar a la tercera edad. Yo recuerdo a mi padre que siempre nos decía “traten a la tercera edad hoy día, como ustedes quieren que los traten a ustedes mañana”. Yo sé que Cecilia me va a decir que nosotros ya estamos la tercera; es verdad, pero yo me siento más joven que nunca y encuentro que Cecilia también está más joven que nunca.
 
¿Qué queremos hacer con nuestra tercera edad? En primer lugar, hemos creado, en el proyecto de ley, un seguro y un subsidio para ayudar a aquella tercera edad que es no valente, es decir, que depende de otras personas para poder desarrollar su vida. Ése es un seguro o un subsidio que va significa en la práctica una nueva pensión que va a fluctuar entre 60 y 80 mil pesos, adicional a la pensión que ya tienen, a nuestros adultos mayores no valentes.
 
Segundo, la Reforma a las Pensiones que está en el Congreso y que se discutió tanto la última semana. Yo quiero decirlo con mucha franqueza: escuché a muchos decir “ni un peso más a las AFP”; yo quiero decir que lo que no podemos hacer es que no llegue ni un peso más a nuestros pensionados, que son los que más lo necesitan y requieren.
 
Y, por eso, hemos luchado tanto, a pesar de tantas dificultades por sacar adelante nuestra Reforma Previsional, que fortalece el Pilar Solidario: 1 millón 600 mil chilenas y chilenos, hoy día, son favorecidos por el Pilar Solidario; la Pensión Básica Solidaria, el Aporte Previsional Solidario, que se van a implementar en forma inmediata, apenas esta reforma se apruebe y que, a medida que se va implementando ese aumento en la Pensión Básica o el Aporte Previsional, va a llegar hasta 50 o 60% de aumento, introduciendo un elemento de justicia, que a mayor edad mayor va a ser la ayuda, porque todos sabemos que a mayor edad mayores son las necesidades.
 
Pero no solamente ayudar a ese Pilar Solidario, 1 millón 600 mil chilenas y chilenos, la Reforma también contempla la creación por primera vez de un segundo piso al Pilar Solidario, para ayudar en forma especial a las mujeres, a la clase media y a los adultos mayores no valentes. Y eso significa que aquellas personas que no están en el Pilar Solidario, pero que pertenecen a la clase media, van a recibir una ayuda por primera vez de parte del Estado para fortalecer su ahorro previsional y, en consecuencia, sus pensiones futuras.
 
Y yo creo que estas reformas son -como lo he dicho otras veces- urgentes, necesarias y justas, y no pueden seguir entrampadas en el Congreso. Ese proyecto ya lleva demasiados meses en el Congreso y espero que ahora que se aprobó, con dificultad la idea de legislar, podamos avanzar pensando en nuestros adultos mayores y pensando en nuestra clase media.
 
Pero, además, estamos haciendo un gran esfuerzo para aumentar los Centros Diurnos, de forma tal que los adultos mayores puedan concurrir a estos centros diurnos y encontrar oportunidades para desarrollarse, para conversar con otros adultos mayores, para desarrollar sus talentos artísticos, para hacer bailes, para hacer ejercicios, para hacer lo que ellos quieran y enriquecer sus vidas.
 
Y también estamos fortaleciendo fuertemente los programas de Centros de Estadía Prolongada, donde hay muchos adultos mayores. Pero quiero decirles, nuestra prioridad es que los adultos mayores sigan junto a sus familias, porque lo que más quiere un adulto mayor es cosechar lo que sembró durante su vida.
 
¿Y que siembran las personas durante su vida? ¿Qué es lo más importante que siembran? Amor, familia, hijos, nietos, seres queridos y quiere seguir compartiendo con esos seres queridos. Y por eso nuestro énfasis y nuestra prioridad en ayudar a las familias para que puedan seguir viviendo con todos sus integrantes, incluyendo sus adultos mayores.
 
Pero también, en algunos casos eso no es posible, por eso los Centros de Atención Diurna del SENAMA y por eso el fortalecimiento de los programas de visitadoras que ayuden a los cuidadores o cuidadoras en esa difícil tarea de hacerse cargo de una persona que está en una situación de no valencia. Como le tocó hacerlo usted, Carolina, durante casi 15 años.
 
Quiero terminar diciendo que para que esto sea práctico, fácil, expedito y llegue, y pueda ser realmente un beneficio de verdad para los adultos mayores, hemos creado una plataforma digital, una plataforma web que se llama www.clasemediaprotegida.gob.cl. En esa plataforma cada persona va a ingresar con su nombre, con su identidad, para lo cual va a tener que obtener una Clave Única en el Registro Civil, que ya la están obteniendo muchos y muchas, y va a poder conocer su situación. Va a poner su nombre, va a poner su problema y la plataforma le va a mostrar todos los beneficiosas a los cuales puede acceder, cómo acceder en forma rápida y oportuna, de forma tal que estos beneficios no solamente estén en las buenas intenciones, sino que lleguen a la clase media.
 
Y adicionalmente va a poder actuar a través de esa plataforma, concertar hora con los médicos, acceder a beneficios. Por eso yo les pido a todos los adultos mayores que se interioricen, porque éste va a ser uno de sus grandes amigos en esta tercera edad para nuestras vidas. Una plataforma que los va a conocer. Usted va a ingresar y va a decir “tengo un problema de cadera”, y el sistema la va a reconocer y le va a decir “es verdad, aquí está su ficha clínica, usted tiene que operarse, ésta es su fecha, ésta es la forma en que lo puede lograr”, y usted va a poder, en consecuencia, interactuar con la plataforma.
 
Y los que por alguna razón no quieren actuar por medios digitales, van a poder asistir a las oficinas de Chile Atiende, donde van a recibir el mismo servicio, pero personalizado.
 
En síntesis, para que los países puedan avanzar y la calidad de vida de todos pueda mejorar, los países tienen que seguir en marcha, tienen que tener una preocupación especial por los más vulnerables, pero lo novedoso, lo que estamos poniendo de pie y que están haciendo hoy día, es una preocupación, especial, verdadera y eficaz por nuestra clase media, que si bien ha progresado mucho porque tiene mucho talento, mérito, esfuerzo y compromiso, sabe que necesita más oportunidades y quiere, que si le toca enfrentar un accidente en la vida, no estar sola.
 
Y “Red Clase Media Protegida” los va a acompañar a superar esas situaciones, a ponerse de pie, a volver a caminar y a despejar esos temores que muchas veces angustian la vida de nuestros adultos mayores y de nuestra clase media.
 
Ése es el objetivo, ése es el norte, ésa es la misión de esta nueva “Red de Clase Media Protegida” que nace hoy día en esta maravillosa mañana de sol, en esta gran comuna de Estación Central.
 
Muchas gracias.