Presidente Piñera inaugura línea de transmisión que impulsará uso de energías limpias en todo el país

20 JUN 2019
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

El Mandatario inauguró la línea de transmisión Cardones – Polpaico, que potenciará la interconexión eléctrica de la zona norte de Chile con el centro-sur, beneficiando a 5,7 millones de hogares que recibirán más electricidad de centrales de energía renovables limpias.

Muy buenos días:
 
Señores Ministros, señor Intendente, señores Diputados, señores directivos de ISA, amigas y amigos:
 
La verdad es que hoy es un día histórico. Todos sabemos que para el verdadero desarrollo integral, inclusivo y sustentable necesitamos integrar a nuestro país, unirlo, establecer lazos que nos permitan estar en permanente contacto.
 
Y por eso como Gobierno estamos empeñados y avanzando a pie firme en construir tres grandes carreteras: la Carretera Tradicional para los vehículos, y ahí está todo el esfuerzo en fortalecer la Ruta 5 que une de un extremo a otro a nuestro país; la Carretera Digital, que también está en plena construcción y que nos va a permitir unir en la sociedad del ciberespacio desde Arica hasta Punta Arenas; y la Carretera Eléctrica, para poder también unir e integrar nuestros sistemas eléctricos.
 
Y hoy día estamos dando un paso histórico en esta materia. Éste es el proyecto más importante en materia de transmisión de energía de los últimos 30 años. Tenemos que remontarnos al proyecto Charrúa Alto Jahuel para encontrar un proyecto de esta magnitud.
 
¿Y qué va a ser? Su nombre lo indica: es una Carretera Eléctrica de Doble Pista, que nos va a permitir interconectar lo que llamábamos el Sistema Interconectado del Norte Grande -que llega hasta Atacama- con el Sistema Interconectado Central, y de esta manera nuestro sistema eléctrico va a estar integrado desde Arica hasta Puerto Montt.
 
¿Por qué esto es importante para Chile? Porque un sistema interconectado e integrado le da más seguridad, porque si tenemos déficit de energía en alguna parte y excedentes de energía en otra -como nos ocurría muchas veces- vamos a poder utilizar los excedentes para cubrir los déficits.
 
Pero, además, nos permite una matriz eléctrica más económica, porque vamos a poder utilizar la energía que podamos generar en la forma más económica, porque vamos a poder trasladarla, nos permite una matriz energética más sustentable, porque nos va a permitir incorporar energías limpias, sin carbón.
 
De hecho, esta interconexión es algo que veníamos soñando en Chile hace 50 años. Por ejemplo, Europa está interconectado desde los países nórdicos hasta España y Portugal y forman un solo sistema, que les da más seguridad, más economía, más sustentabilidad.
 
Y hoy día en Chile podemos decir que por fin hemos integrado nuestros sistemas eléctricos y, por tanto, desaparece el Sistema Interconectado del Norte Grande, desaparece el Sistema Interconectado Central, y nace con mucha fuerza un Sistema Interconectado Nacional.
 
Éste es un proyecto que, como todos los grandes proyectos, significó mucho esfuerzo, mucho compromiso, mucha perseverancia.
 
Esta Línea Cardones en la Región de Atacama, donde estamos hoy día, va a unir Cardones con Polpaico en el norte de la Región Metropolitana, en la comuna de Tiltil. Significó una inversión de más de 1.000 millones de dólares, significó trabajo de 5 mil trabajadores, tuvo que recorrer 750 kilómetros para lo cual hubo que instalar más de 1.700 torres, como las que estamos viendo a mis espaldas. Y esto nos permite tener un sistema integrado a nivel nacional.
 
Y esto es un beneficio muy poderoso y muy potente para las familias chilenas, que gracias a este esfuerzo van a tener energía más económica, más segura y más limpia, que es lo que aspiramos con nuestro programa de darles energía segura, limpia y económica a todos nuestros compatriotas.
 
Este proyecto, que se venía soñando hacía muchas décadas, se inició durante nuestro primer Gobierno. Yo recuerdo que la puesta en marcha del esfuerzo de interconectar los dos sistemas, la dimos en una Cuenta Nacional cuando dijimos que íbamos a iniciar esta interconexión tanto eléctrica, como de ruta, como digital. Y nos permitió, en consecuencia, empezar a avanzar a un proyecto que hoy día, finalmente, está viendo la luz del sol.
 
Por esa razón, yo quiero felicitar y agradecer a todos los que fueron parte de este proyecto: a la empresa -que la lideró- ISA, a los ingenieros, a los diseñadores y, por sobre todo, a los más 5 mil trabajadores que, con sus manos, con su inteligencia y con su compromiso permitieron que esta Línea fuera hoy día una realidad.
 
Esto va a favorecer a casi 6 millones de hogares chilenos, que de una forma u otra se van a ver beneficiados gracias a esta Línea que une Atacama con la Región Metropolitana y, por tanto, termina el circuito que une a la Región de Arica y Parinacota con la Región de los Lagos.
 
Por otra parte, en materia energética estamos viviendo un mundo nuevo. Chile fue pobre en las energías del pasado: teníamos poco petróleo, poco gas, poco carbón, y por eso hemos sido un país importador de energía.
 
Pero gracias a Dios somos inmensamente ricos en las energías del futuro: ¿Qué país tiene los desiertos con la radiación de los desiertos chilenos? ¿Qué país tiene el potencial de energía eólica que tenemos en nuestro país? ¿O el potencial de la geotermia en un país que reúne más del 25% de los volcanes activos del mundo? ¿O el potencial de la mareomotriz en un país que tiene 4 mil 200 kilómetros de costa cuando lo medimos en forma directa, pero son más de 80 mil kilómetros si tomamos todos los accidentes de la geografía?
 
Y, por tanto, somos y estamos llamados ser una gran potencia en materia energética y especialmente de energías limpias, renovables, amistosas con el medio ambiente y sustentables.
 
Por esa razón, hay otro cambio muy importante. Porque las centrales térmicas a carbón, a petróleo se pueden construir en cualquier parte y siempre se construyen cerca de los centros de consumo. En cambio, las energías limpias y renovables hay que construirlas o hay que desarrollarlas donde está esa energía limpia y renovable, donde está el sol, donde está el viento, que muchas veces no coincide con los lugares donde se concentra la población.
 
Y, en consecuencia, tenemos un desafío nuevo que es el desafío de poder trasladar esa energía desde donde se genera hacia donde se necesita. Y ése es un tremendo aporte que hace esta Línea Cardones-Polpaico.
 
Por esta razón, ésta es una carretera de dos vías. Yo sé que normalmente la energía se mueve en una dirección, porque en una parte hay exceso de oferta y en otra parte hay exceso de demanda, pero ésta es una línea que nos va a permitir en los momentos peak trasladar energía desde donde se está generando, en el norte de Chile, hacia donde se la está necesitando que es en todo nuestro país.
 
Y eso, sin duda, es un tremendo progreso en materia de seguridad, en materia de economía y en materia de sustentabilidad de nuestra matriz energética.
 
Va a aportar más de 1.000 mega watts de energía y, por lo tanto, para ponerlo en perspectiva, en los momentos de máxima transmisión, esta línea va a ser capaz de alimentar el 50% del consumo de la Región Metropolitana. Y lo que es importante, que gran parte de la energía -y esto va a ser creciente en el tiempo- que va a transportar esta Línea Cardones-Polpaico va a ser energía limpia. Porque el hecho de que exista la capacidad de transmitir es un tremendo incentivo y estímulo a producir más capacidad de generación de energía limpia -solar, eólica- en los lugares donde tenemos esa posibilidad.
 
Ustedes saben que nuestro Gobierno tiene un fuerte compromiso con la protección del medio ambiente y la naturaleza. De hecho, vamos a ser sede de la COP en diciembre de este año. Y, básicamente, ese compromiso se traduce, primero, en un compromiso para descarbonizar nuestra matriz energética. Ya llegamos a un acuerdo para poder sacar del sistema 8 centrales termoeléctricas durante los próximos 5 años, que va a significar una disminución muy importante en el consumo de combustibles fósiles.
 
Y, además, queremos llegar a ser un país descarbonizado, es decir, sin generación eléctrica a carbón hacia el año 2040, en 20 años más.
 
Y queremos ser un país carbono neutral, es decir, que lo que emite de carbono sea equivalente a lo que absorbemos de carbono y, por tanto, no contribuyamos al fenómeno del calentamiento global o el efecto invernadero.
 
Esta Línea va a permitir reducir en 60 millones de toneladas las emisiones de CO2 y es parte de este esfuerzo. Junto con el cambio en la matriz energética, la descarbonización de la generación de electricidad, junto con un impulso muy fuerte a una energía que se use en forma más eficiente, porque no hay energía más limpia que la que no se despilfarra, y junto con un esfuerzo muy grande para aumentar nuestra masa de bosques, vamos a lograr este objetivo de ser carbono neutral.
 
Y en esto estamos liderando, junto con los países más pioneros y más visionarios en esta materia.
 
Por otra parte, también esta Línea va a permitir reducir los precios de la energía, porque la tecnología está avanzando de tal forma que los precios de las energías limpias y renovables, que antes eran prohibitivos hoy día son, gracias a la mejoría y el avance de la tecnología, cada día más económicos. Y, por tanto, el poder transmitir esta energía barata del norte a todo el resto del país, va a significar una disminución en el costo de la energía y en las cuentas de la luz para todas las familias chilenas.
 
Hoy día estamos viendo como el sol intenta hacer aparecer sus rayos. Por eso yo quiero decir que el mismo sol que hoy día nos está alumbrando va a ser el sol que, gracias a esta Línea, va a poder alumbrar los hogares a través de la energía eléctrica en todos los rincones de nuestro país.
 
Por eso, quiero decir que esto es “Chile en Marcha”, de esto se trata poner a “Chile en Marcha”, hacer lo que tenemos que hacer para mejorar la calidad de vida de todos nuestros compatriotas.
 
Y también quiero aprovechar de invitar a todos los habitantes de la Región de Atacama y de Coquimbo, porque tienen un encuentro con la historia el próximo martes 2 de julio, cuando van a tener el privilegio de poder observar un eclipse total de sol.
 
Y les hemos pedido a todas las instituciones públicas y aprovecho de pedirles a todas las empresas y, por supuesto, a todas las escuelas que les den todas las facilidades para que los habitantes de la Región de Atacama y de Coquimbo puedan disfrutar de este espectáculo de la naturaleza que es un eclipse total de sol.
 
Muchas gracias.