Presidente Piñera mandata a ministros con medidas para fortalecer la marcha de la economía

18 JUN 2019
Descargar Transcripción

El Mandatario prometió duplicar la capacidad de crecimiento, crear más de 600 mil nuevos empleos y mejorar salarios. Se contemplan US$ 4 mil millones de inversión en Obras Públicas y US$ 2.700 millones en Energía para este año.

Muy buenos días:
 
Tengo una muy buena y potente guardia de honor a mis espaldas, que es parte del equipo que va a impulsar esta segunda etapa de nuestro Gobierno.
 
Quiero compartir con mis compatriotas algunas reflexiones y algunos compromisos, encargos y anuncios a los ministros que han asumido, y en especial a los Ministros del equipo económico.
 
El año 2018 fue un muy buen año para Chile en todos los frentes. Gracias al trabajo de todos los chilenos, el compromiso y el esfuerzo, Chile logró crecer con fuerza, crear muchos y mejores empleos, recuperar la inversión y la productividad, mejorar los salarios, fortalecer los equilibrios macroeconómicos. Y fue un año en que Chile avanzó más rápido que el resto del mundo, más rápido que América Latina y, por supuesto, a mucho mejor ritmo que lo que habíamos experimentado los años anteriores.
 
Este año 2019 es un año más exigente, es un año más difícil y por muchas razones que todos conocemos, pero sin duda la economía mundial se ha debilitado, el comercio internacional está cayendo, tenemos una guerra desatada comercial entre Estados Unidos y China que se ha traducido en una guerra de tarifas -y yo tengo esperanza que en la Cumbre del G20 que tendremos la próxima semana tengamos buenas noticias en este frente-, pero además de eso, los precios de nuestros productos de exportación, el cobre, han bajado y un importante producto de importación, el petróleo, ha subido.
 
Pero, sin duda, estas condiciones de mayor dificultad han impactado a toda América Latina. Vean ustedes: Argentina en recesión, Brasil estancado, Ecuador estancado y los países que más vamos a crecer durante este año, probablemente de los grandes países de América Latina, van a ser Perú y Chile, que estamos disputándonos un liderazgo en esta materia.
 
Por eso yo quiero transmitir a todos mis compatriotas un mensaje de optimismo, de confianza en nosotros mismos, y quiero ratificar los compromisos en materia económica que asumimos durante nuestra campaña.
 
Primero, duplicar nuestra capacidad de crecimiento; segundo, crear más de 600 mil empleos con contrato, con estabilidad, con buenas condiciones; tercero, crear 400 mil nuevas empresas o emprendedores y también lograr fortalecer los equilibrios macroeconómicos; y fortalecer también la capacidad de nuestro país de tener un crecimiento sano y sostenible en el tiempo.
 
Por esas razones, yo quisiera hoy día hacer y compartir con ustedes un plan para mantener a nuestra economía en marcha, para fortalecer el ritmo de crecimiento, de creación de empleos y de avances de nuestra economía. Y para eso voy a hacer encargos muy concretos y muy específicos a los distintos Ministros del área económica.
 
Quisiera empezar por los encargos al Ministerio de Obras Públicas y al nuevo Ministro que hoy día nos acompaña, Alfredo Moreno. Estamos implementando un ambicioso plan de infraestructura y de obras públicas no solamente físicas, también digitales que van a significar anticipar inversiones para este año por una cifra de 1.400 millones de dólares, especialmente en obras de vialidad, obras portuarias, aeropuertos, obras hidráulicas, obras de agua potable rural y aceleración de las concesiones que estamos poniendo en marcha.
 
En un cuadro que ustedes van a tener, está el detalle de cada una de estas obras que ya están en marcha y que se han anticipado para poder fortalecer y acelerar nuestra capacidad de crecimiento.
 
Pero el plan también incorpora que durante este año 2019 se van a desarrollar 16 proyectos de obras concesionadas por un monto que supera los 2 mil 700 millones de dólares.
 
Y entre esas obras están algunas tan importantes como el Camino de la Fruta la Ruta Talca- Chillán;
 
El nuevo acceso al Aeropuerto Merino Benítez, una red de aeropuertos en nuestras regiones;
 
Un aceleramiento de la construcción de hospitales, especialmente la red de hospitales de la Región del Maule: Cauquenes, Constitución y Parral; la red de hospitales de la Región del Biobío: Coronel, Santa Bárbara, Nacimiento y Lota; y la red de hospitales en Centro Sur: Buin, Paine, Pichilemu y Rengo. Y a esto vamos también a incorporar el aceleramiento del nuevo Hospital San José, que vamos a construir en la zona norte de nuestro país.
 
Pero también el plan incorpora un esfuerzo muy grande en modernizar y ampliar nuestras autopistas que, sin duda, dado el enorme tráfico y el crecimiento en el número de automóviles, se han quedado atrás y muchas veces generan congestión y molestias a nuestros compatriotas.
 
El plan de autopistas contempla una inversión de 9 mil millones de dólares en licitaciones y, en algunos casos, en relicitaciones, pero que significan obras nuevas y modernización de las ya existentes. Esto nos va a permitir mejorar nuestro sistema de carreteras en todo Chile.
 
El plan incluye 17 mil kilómetros de rutas, de los cuales 10 mil kilómetros son caminos básicos en las regiones, en los sectores rurales, y 4 mil kilómetros son caminos que van a beneficiar directamente a las comunidades indígenas.
 
También estamos aceleradamente implementando el Plan Chile Sin Barreras, que significa terminar con los peajes físicos que obligan a la detención de los vehículos y reemplazarlos por peajes digitales. Ya está en marcha una gran cantidad de peajes digitales y lo estamos ampliando y esperamos llegar a todo Chile. El detalle de eso también está en el documento que les estamos entregando.
 
También estamos avanzando en la ampliación de terceras pistas, que se han hecho absolutamente necesarias, en la Ruta 5, en la Ruta 78 y próximamente en la Ruta 68, que son las rutas de mayor tráfico en nuestro país.
 
Y estamos desarrollando proyectos para dar continuidad a las caleteras que existen en la Ruta 5 y la Ruta 68, porque dado el enorme aumento de tráfico en las rutas, las caleteras tienen que prestar un servicio para el tráfico local. Y hay un esfuerzo grande de mejorar sustancialmente la capacidad y la fluidez de esas caleteras.
 
También en obras públicas tenemos un ambicioso plan de aeropuertos que contempla una inversión de 1.400 millones de dólares y que representa 17 nuevos aeropuertos concesionados, a lo largo y ancho de nuestro país, lo cual nos va a permitir hacer frente al enorme aumento en la demanda por viajes que los chilenos están expresando.
 
Y esto nos va a permitir tener aeropuertos modernos y con la mejor tecnología en todas las regiones del país, y vamos a terminar con un mal endémico de nuestro país de que todo pasaba por Santiago. Los nuevos aeropuertos van a permitir tráfico directamente entre una región y otra sin pasar por Santiago.
 
Y además vamos a habilitar 4 aeropuertos internacionales para que también desde las regiones se pueda viajar directamente al extranjero. Por ejemplo, a veces no nos damos cuenta, pero una persona que vive en Arica y quiere ir a Estados Unidos, tiene que volar dos horas a Santiago, estar algunas horas haciendo el cambio de avión, volar dos horas de vuelta y recién después de 6 horas, está pasando nuevamente sobre su hogar. Eso es algo que va a pertenecer al pasado y que este proyecto de red de aeropuertos lo va a permitir.
 
El tema del agua es un tema central. Todos estamos viendo los efectos del calentamiento global, del cambio climático, y no queremos que el agua, ni la energía se transformen en un freno al desarrollo de nuestro país. Por eso estamos priorizando un programa de 26 nuevos embalses: algunos ya están en marcha, como el embalse de Valle Hermoso en coquimbo o Chironta en Arica; otros, vamos a iniciar las obras durante nuestro Gobierno, como Punilla en Ñuble y Las Palmas en Valparaíso.
 
Pero además de este plan de 26 nuevos embalses físicos, tenemos un ambicioso plan de utilizar los embalses naturales, que son los acuíferos naturales que existen en nuestro país, inyectando el agua cuando ésta es abundante, de forma tal de poder utilizarla cuando ésta es escasa. Y eso nos va a permitir duplicar la superficie regada de nuestro país, de 1,2 millones de hectáreas a 2,4 millones de hectáreas. Y eso es parte del programa para transformar a Chile en una potencia agroalimentaria.
 
El Plan de Embalses está detallado en el documento con las fechas, los montos, las inversiones y las hectáreas que van a permitir regar.
 
También hay encargos para el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, entre los cuales están: uno, institucionalizar por ley las oficinas que hemos creado durante nuestro Gobierno, como la Oficina de Proyectos Sustentables (GPS) que ha permitido destrabar proyectos por miles de millones de dólares y que explica, en parte, este auge que está teniendo la inversión en nuestro país.
 
La Oficina OPEN, que es la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional, que levanta todos los cuellos de botella, las burocracias, los obstáculos para que los emprendedores chilenos pueden desarrollar en plenitud sus talentos.
 
Y también la Oficina SUPER, que es un Sistema Unificado de Permisos para que las personas puedan seguir sus permisos a través de un sistema digital en línea y no tengan que hacer peregrinaje de oficina en oficina, ni perder tiempo, en obtener sus permisos. Esto va a significar, sin duda, un tremendo salto adelante en la modernización de nuestro Estado.
 
Y también vamos a enviar muy próximamente una reforma a la Ley de Investigación y Desarrollo I+D para reducir la burocracia y los obstáculos, para incrementar los montos de los subsidios estatales y para abrir a puerta de par en par para que las PYME también puedan beneficiarse de este incentivo a la investigación y el desarrollo.
 
El plan contempla un sistema de digitalización de nuestras PYME que nos va a permitir, de aquí a fin de año, capacitar 5 mil 500 pequeños y medianos empresarios en las habilidades digitales y entregar más de mil 500 becas PYME para poder hacer que las PYME también operen en línea con sus proveedores, con sus consumidores y con el Estado.
 
Y, además, junto al Ministerio del Trabajo y el SENCE, estamos con un programa denominado “Reinvéntate”, el cual va a buscar la reconversión laboral de cientos de miles de personas, que tienen que adecuarse y prepararse para los trabajos del futuro, que son los que van a permitirles un futuro con mejor estándar de vida, con mejores ingresos.
 
Al Ministerio de Energía también le tenemos importantes encargos. En primer lugar, nuestro país todavía consume la mitad de la energía per cápita que consumen los países de la OCDE y, por tanto, tenemos que prepararnos para que ese desarrollo también signifique mayor consumo de energía, sin perjuicio de los programas de eficiencia energética.
 
Y, por esa razón, estamos preparados para construir básicamente fuentes de energías limpias y renovables del orden de los 16 mil mega watts adicionales a los que ya tenemos, y esto va a significar, este año 2019, una inversión cercana a los 2 mil 700 millones de dólares.
 
Pero no basta con producir energía, antes la energía era en base a combustibles fósiles -carbón, petróleo- y se ponía cerca de los centros de consumo, pero el cuadro cambió: las nuevas energías del futuro, porque Chile fue pobre en las energías del pasado, energías fósiles, -carbón, petróleo, gas- pero es inmensamente rico en las energías del futuro -la energía del sol, del viento, de las mareas-.
 
Pero hay una diferencia: antes las fuentes de energía se instalaban cerca de los centros de consumo; hoy día las fuentes de energía están dónde están estas energías naturales y, por tanto, muchas veces, muy lejos de los centros de consumo. Y, por tanto, además de producir más energías limpias y renovables, tenemos que fortalecer la capacidad de transmitir esas energías, por ejemplo, desde el norte la energía solar o desde del sur la energía del viento a los centros de consumo.
 
Y, por eso, esta marcha un ambicioso plan de construir 14 nuevas líneas de transmisión, que significan más de 42 obras. Y estamos muy contentos porque esta semana vamos a inaugurar la Línea de Transmisión Cardones-Polpaico, que une el Sistema Interconectado del Norte Grande con el Sistema Interconectado Central por primera vez en nuestra historia. Y vamos a tener, a partir de la próxima semana, un sistema único a nivel nacional desde Arica hasta Puerto Montt interconectado, lo cual significa enormes ventajas.
 
Pero, además, tenemos que mejorar la eficiencia en la distribución y, por eso, próximamente vamos a enviar un proyecto de ley que establece tasas de rentabilidad de mercado para las empresas distribuidoras, y eso va a significar un alivio en el costo de la energía y de la electricidad para nuestros usuarios.
 
Para el Ministerio de Hacienda también tenemos muchos encargos. En primer lugar, llevamos meses trabajando en una modernización tributaria, cuyo objetivo es promover, fortalecer e incentivar el crecimiento, la inversión, la creación de empleo, la innovación y el emprendimiento. Hemos conversado, hemos buscado acuerdos y espero tener buenas noticias en esta materia, porque Chile necesita una modernización tributaria para fortalecer el crecimiento y la creación de empleos, para darle un alivio tributario y burocrático a las PYME, a nuestras regiones y a nuestros adultos mayores.
 
Pero además de eso, estamos muy próximos a enviar un proyecto de Ley de Portabilidad Financiera que significa que nunca más un cliente, que tiene crédito con el banco, va a quedar cautivo del banco porque tiene una garantía o por cualquier otra razón. Este proyecto va a beneficiar a 2,5 millones de hogares que tienen créditos de consumo, créditos hipotecarios y que van a poder cambiarse de un banco a otro si tienen mejores ofertas, con mucha mayor libertad, con mucha mayor agilidad y con mucho menor costo.
 
Con respecto a Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Sin duda, aquí tenemos un gran desafío porque descuidamos las inversiones en transportes y telecomunicaciones. Por eso, hace unos días, inauguramos la Fibra Óptica Austral que une con fibra óptica a Puerto Montt con Puerto Williams, incorporando a dos regiones -Aysén y Magallanes- a la tecnología digital.
 
Y estamos trabajando en la Fibra Óptica Nacional, que es una carretera digital de más de 10 mil kilómetros que, no solamente recorre Chile de norte a sur, sino que también tiene ramificaciones para poder llegar a todas las comunas de nuestro país con una carretera digital.
 
Si agregamos a eso que Chile va a ser un país pionero en la implementación de la tecnología 5G, que es la que abre las puertas a tantas cosas como el internet de las cosas, Chile realmente está dando un gran salto adelante en materia de conectividad.
 
Pero también lo tenemos que hacer en nuestro sistema de transporte público, que incluye la duplicación de la Red del Metro de 150 mil a 300 mil kilómetros, y eso representa un cambio copernicano en el sistema de transporte de la Región Metropolitana. Y ahí están las Líneas 7, 8, 9 y la Línea 10 del Metro, que se suman a la extensión de la Línea 2 que va a llegar a San Bernardo, la Línea 3 que va a llegar a Quilicura, la Línea 4 que va a llegar a Bajos de Mena y la Línea 6 que va a llegar a Isidora Goyenechea.
 
Además de esto, está en pleno estudio un tren que una la ciudad con el aeropuerto Arturo Merino Benítez.
 
Pero esto requiere mucho más que simplemente expandir el Metro. Estamos haciendo un cambio radical en nuestro sistema de transporte público que hasta hoy día ha estado basado en combustibles fósiles -petróleo- y queremos saltar hacia un sistema de transporte público basado en la electromovilidad, que ya está en plena implementación en la Región Metropolitana y en la Región del Biobío, y lo vamos a extender a todas las regiones de Chile. Chile va a ser un país líder y pionero en transporte en base a electricidad, lo que se llama la electromovilidad.
 
Y, por supuesto, estamos dando un salto adelante en lo que se refiere trenes de cercanía. Ya está funcionando el tren Santiago-Nos, el tren Santiago-Rancagua, está muy avanzado en el tren que va a unir Santiago con Malloco y con Melipilla, y está en pleno estudio impacto ambiental el tren de cercanías que va a unir Santiago con Batuco y Tiltil.
 
A eso se suma la expansión de la Línea Merval que va a llegar hasta La Calera en la Región de Valparaíso y del sistema Biotrén que va a llegar hasta Lota y hasta Penco, con lo cual estamos recuperando, reviviendo la cultura del tren, una cultura tan querida y tan necesaria en nuestro país.
 
Y estamos próximos a llamar a una licitación internacional para los trenes que van a unir Santiago con los puertos de San Antonio y Valparaíso.
 
Éste es un plan potente de reactivación económica que nos va a permitir potenciar la capacidad de nuestro país de crecer, de crear empleos, de mejorar los salarios, de dar oportunidades a los emprendedores para innovar, para emprender, con un sólo objetivo, mejorar la calidad de vida de los chilenos.
 
Por eso quiero terminar estas palabras haciendo un llamado a mis compatriotas: por supuesto que los tiempos de la economía internacional no son fáciles, pero tengamos confianza en nuestro país que tiene la fortaleza, sobre todo cuando nos unimos, para poder enfrentar estos y otros tiempos difíciles, y salir adelante con un país que crece, que avanza, que progresa y que mejora la calidad de vida de todos sus habitantes. Ése es nuestro norte, nuestro único norte.
 
Muchas gracias.