Presidente Piñera anuncia medidas para Arica

9 FEB 2019
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

Presidente Piñera anuncia medidas para Arica

Muy buenas tardes:
 
Hacía casi 50 años que el invierno altiplánico no había generado lluvias tan intensas y que han causado tanto daño como lo que ha ocurrido en los últimos días en esta Región de Arica y Parinacota.
 
Estamos compartiendo con un grupo de pequeños agricultores que hacen agricultura en el Valle de Azapa, un valle maravilloso y en Camarones y en muchos valles más, pero todos sabemos lo difícil que es cultivar la tierra. Por eso como Presidente de Chile yo quise venir, en primer lugar, para solidarizar con todas las víctimas de estos aluviones.
 
Pero no solamente solidarizar, también, compartir con ustedes el dolor, el sufrimiento que estos aluviones han causado y compartir con ustedes el compromiso de que los vamos a ayudar para salir adelante.
 
Lo que hemos hecho hasta ahora es que tenemos terminado, prácticamente, el diagnóstico, el catastro de los daños, la destrucción que estos aluviones de las quebradas y, también, las lluvias han provocado. Nuestro catastro o diagnóstico muestra que hemos perdido más de 250 viviendas, que hemos tenido graves problemas de conectividad. En este instante tenemos problema de conectividad en la Ruta 5, particularmente en el sector de Chiza, donde está interrumpido el tránsito hacia sur.
 
Tenemos, también, problema de conectividad en la ruta que va hacia Bolivia, por Tambo Quemado, en la ruta que va hacia a Vitor y estamos haciendo todos los esfuerzos, y yo espero que a partir de mañana tengamos reconstituida, con soluciones de emergencia, toda la conectividad en la Región de Arica y Parinacota.
 
Pero no es solamente un problema de conectividad; sabemos que mucha gente necesita albergues y estamos habilitando albergues para recibir a las personas que han perdido su vivienda o que han sufrido graves daños, pero, también, a muchas personas que están retenidas en los terminales de buses de la ciudad de Arica porque no pueden viajar hacia sur.
 
Estamos preocupados, también, por restablecer en plenitud el servicio eléctrico y el servicio de agua potable. Afortunadamente, a esta hora ya debería estar restablecido el 100% del servicio eléctrico y todo el servicio de agua potable urbano; nos queda, por supuesto, por resolver la destrucción que hubo en los APR rurales.
 
Pero, además de eso, estamos preocupados porque después de una emergencia esta naturaleza, muchas veces viene crisis sanitaria. Por eso yo quiero hacer un llamado a todas las personas que han estado expuestas a esta crisis de aluviones, de lluvias, que se vacunen en los consultorios contra la hepatitis A y contra el tétanos. Tenemos suficientes vacunas para que se puedan vacunar todas las personas que lo requieran y ya están disponibles. Y ésa es una precaución para evitar una tragedia sanitaria como ocurre a veces después de las tragedias de la naturaleza.
 
Por otra parte, el sistema educacional está funcionando bien, afortunadamente, todas las escuelas, salvo algunas que están con anegaciones o anegamientos, están operando lo mismo que el Hospital Juan Noé, los consultorios, las clínicas privadas, los CESFAM y tenemos algún problema con el SAPU y con el SAR, pero hemos reasignado los pacientes a otros establecimientos mientras normalizamos esas dos instituciones.
 
En materia de agricultura, sabemos que este aluvión ha causado un daño gigantesco, basta mirar lo que todos hemos podido mirar hoy día para darnos cuenta el daño que esto causa, el esfuerzo de años, el trabajo sacrificado se pierde, se destruye en segundos cuando el agua entra con toda su fuerza. Y no solamente aquí, sabemos muy bien que en las quebradas hacia arriba, el daño también ha sido gigantesco.
 
Por esa razón estamos concentrados en enfrentar la emergencia, los albergues, el problema de reposición de la conectividad en la región, en los temas de reponer los servicios de salud y educación, también, los servicios de utilidad pública, electricidad y agua potable, como lo más urgente.
 
Pero tenemos plena conciencia que nos quedan otras tareas por cumplir, y entre ellas está reponer y recuperar la conectividad con otro estándar de calidad, porque, probablemente no vamos a tener que esperar otros 50 años para tener nuevamente inviernos altiplánicos y tenemos que prepararnos para eso.
 
Por eso estamos por un plan de reposición de la conectividad, de los caminos, de los puentes, de las obras de riego, de las defensas fluviales, de los sistemas de agua potable rural que va a involucrar una inversión que va a superar largamente los 20 mil millones de pesos.
 
Pero yo quiero dar una palabra especial para los pequeños agricultores porque sé el sacrificio y el amor que hay detrás de las plantaciones que acabamos de ver, algunas de ellas se salvaron, muchas de ellas se destruyeron totalmente.
 
Y por eso vamos a establecer un plan especial para ayudar a las personas que han perdido sus enseres, sus muebles, sus camas, sus colchones para que los puedan recuperar, como lo anunciamos ayer en Calama.
 
Pero, también, a través del Ministerio de Agricultura, básicamente INDAP y la Comisión Nacional de Riego vamos a asignar recurso para recuperar las obras de riego, los canales, las bocatomas, porque en esta región hay que regar todos los días y la destrucción de los canales y de las obras de riego va a significar, para muchos productores, tener que ver cómo no pueden sacar los frutos de la tierra.
 
Por eso la ayuda que va a contemplar una cifra cercana a los 2 mil 500 millones de pesos en las regiones afectadas para poder recuperar las obras de riego, los canales, las bocatomas y volver a tener esta producción maravillosa de primores en el desierto, como ocurre en muchas partes del norte de Chile.
 
Finalmente, yo, también, quisiera mencionar el compromiso del Gobierno de Chile con las distintas regiones que están sufriendo los embates de la naturaleza. Aquí en el norte en la Región de Arica y Parinacota, de Tarapacá y, también, en la Región de Antofagasta, han sido el invierno altiplánico, las inundaciones, las caídas de agua por las quebradas.
 
En el sur tenemos un grave problema de incendios forestales. En este mismo instante en la Región de Aysén estamos combatiendo dos incendios, uno en un lugar que se llama Tranquilo y que está hoy día siendo destruido por el fuego y otro muy cerca de Cochrane y, por lo tanto, tenemos muchos temas que vamos a enfrentar.
 
Pero yo quiero decirles a todos mis compatriotas que nuestro Gobierno y este Presidente no los va a dejar solos. Vamos a estar junto a ustedes compartiendo el sufrimiento en estos días difíciles, pero, también, compartiendo la recuperación para que podamos normalizar nuestras vidas y ustedes puedan seguir sacando los maravillosos frutos de la tierra como lo han hecho durante generaciones.
 
Muchos me decían que sus abuelos, sus padres, sus hijos y, probablemente, sus nietos van a seguir en el mundo agrícola y es bueno que así sea y merecen, necesitan y van a tener la ayuda de nuestro Gobierno.