Presidente participa de lanzamiento de Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales

8 JUL 2019
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

S.E. el Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto al Ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, encabeza el lanzamiento de la nueva Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales. 

Muy buenos días:
 
Señor Presidente Frei Ruíz Tagle, señor Canciller, señores ex Cancilleres, señoras y señores Senadores y Diputados, ex Directores de DIRECON:
 
Hoy día nos hemos reunido para dar nacimiento a la Subsecretaría de Relaciones Económicas Internacionales, que va a dirigir don Rodrigo Yáñez. Y quiero, Rodrigo, desearle mucho éxito y también exigirle mucho trabajo para llevar a buen puerto esta Subsecretaría, porque tenemos grandes desafíos y grandes oportunidades por delante.
 
Esta nueva Subsecretaría es parte de la modernización de nuestro Ministerio de Relaciones Exteriores y está llamado a cumplir una serie de funciones.
 
En primer lugar, continuar con la fecunda obra que durante 40 años ha hecho la DIRECON, que ha dirigido un proceso de integración de Chile con el mundo, reconocido tanto dentro como fuera de Chile como un proceso exitoso y que, en muchos casos, es considerado ejemplar.
 
En segundo lugar, estamos frente a una necesidad de profundizar y fortalecer esta estructura y red de alianzas comerciales que Chile ha ido tejiendo y que nos permite un acceso privilegiado a los mercados de más de 64 países que representan el 85% del PIB mundial.
 
En muchos rankings internacionales, Chile está disputando el primer o los primeros lugares como la economía más abierta del mundo, y ése es un proceso que se ha ido desarrollando a lo largo de mucho tiempo por muchos gobiernos y que es parte de lo que es una política de Estado, y que tenemos que seguir profundizando.
 
Y, por eso, estamos trabajando en Acuerdos de Libre Comercio con países como Brasil, ya suscribimos el Acuerdo de Libre Comercio con Argentina, y estamos también trabajando un moderno Acuerdo de Integración con Ecuador.
 
Pero además de eso, tenemos que enfrentar las nuevas realidades, las nuevas oportunidades y los nuevos desafíos de esta revolución tecnológica, de esta sociedad digital, de esta sociedad del conocimiento y la información. Y por eso vamos a tener que ir actualizando nuestros Acuerdos de Libre Comercio para incorporar la economía digital, el comercio electrónico y muchos desafíos que surgen del avance de la tecnología.
 
En cuarto lugar, estamos enfrentando tiempos difíciles en materia de comercio internacional. Sabemos que el crecimiento de la economía mundial y el crecimiento del comercio internacional se han debilitado significativamente en los últimos tiempos, en gran parte debido a la guerra comercial o de tarifas en que están enfrascadas Estados Unidos y China, que ya lleva más de 14 meses y que ha provocado un grave daño; y, en parte también, por la debilidad de la Organización Mundial de Comercio que, por las mismas razones, no ha podido modernizarse y que está incumpliendo la función y la misión para la cual fue creada.
 
Pero además de eso, estamos también muy comprometidos con el multilateralismo. Y, por esa razón, Chile ha impulsado con mucha fuerza los acuerdos regionales de los cuales somos parte, como la Alianza del Pacífico, cuya Presidencia Pro témpore asumimos el día sábado en Lima, Perú y les hemos planteado a los Presidentes de la Alianza del Pacífico una carta de navegación que fue discutida en nuestra reunión en Lima, Perú, y en el día de hoy o mañana estamos enviándoles a los Presidentes un documento con un plan de acción, una carta de navegación muy precisa para que la Alianza del Pacífico recupere todo su dinamismo, su sentido de urgencia, su sentido de acción que fue lo que la hizo única y distinta desde su nacimiento.
 
Por otra parte, también es muy importante destacar que estamos en plena negociación de modernizaciones y mejoramientos de nuestros Acuerdos de Libre Comercio no solamente -como mencionaba- con Argentina y Ecuador, sino que también con Corea del Sur; tenemos que finalizar la negociación con Canadá, con Australia, con Nueva Zelandia y con Singapur para que se incorporen como miembros asociados de la Alianza del Pacífico.
 
Y vamos a impulsar con mucha fuerza una mayor convergencia con el MERCOSUR, algo que habíamos acordado los 8 países en la Cumbre de Puerto Vallarta, pero que no se ha traducido en hechos concretos y reales.
 
Y aquí quiero manifestar que existe una firme y plena voluntad de los 8 Presidentes de avanzar en una mejor convergencia entre la Alianza del Pacífico y el MERCOSUR.
 
Estos últimos 15 meses han sido meses muy intensos y yo estimo muy fecundos en materia de política exterior. Hemos tenido la oportunidad de reunirnos con 19 Presidentes, muchos de ellos de Europa, de Asia, incluyendo los Presidentes de Estados Unidos, de China y de la India, lo que nos ha permitido suscribir más de 60 acuerdos que, sin duda, van a permitir impulsar áreas que afectan directamente la calidad de vida de los chilenos.
 
Hace unos meses creamos PROSUR, que es un foro, un lugar de encuentro, de diálogo, de debate, de colaboración, de coordinación entre los países democráticos de América del Sur. Nos tocó, también, asumir la primera Presidencia de ese nuevo Foro PROSUR. Ya hemos enviado y están a punto de ser aprobados todos los estatutos. Pero, además de eso, está ya aprobado un plan de acción en torno a grupos de trabajo que se han conformado en áreas tan importante para Chile, donde no hemos logrado avances significativos, como mejorar y coordinar mejor la protección de nuestras fronteras, el sistema de funcionamiento de nuestras aduanas, la integración de nuestros sistemas eléctricos, el mejor uso y más eficiente uso de aguas compartidas fronterizas.
 
Y, por tanto, también nos tocó participar, por tercera vez, en la Cumbre del G20. La primera vez fue en Los Cabos, México; la segunda fue en Buenos Aires; y esta vez nos tocó participar en la Cumbre del G20 en Osaka, Japón; donde los temas que se discutieron son especialmente relevantes para Chile.
 
Porque, además, nos va a tocar participar en el mes de agosto en la Cumbre del G7, que es una Cumbre a la cual Chile, por primera vez, está invitado y donde tenemos una agenda, una vez más, especialmente relevante para Chile.
 
Estamos impulsando la modernización de Acuerdos de Libre Comercio con la Unión Europea, con India, con Corea del Sur, con Singapur, con Nueva Zelanda, con Brasil, con Centroamérica, con los países del ASEAN y con la Unión Euroasiática, que incluye a Rusia.
 
Como ustedes ven, es una agenda tremendamente amplia, ambiciosa y que para impulsarla requerimos, sin duda, la colaboración de todos los distintos sectores y fuerzas políticas de nuestro país.
 
Esperamos la pronta aprobación en el Congreso del TPP11, recordemos que el TPP, el Trans-Pacific Partnership Agreement, incluía a 12 países. Después del retiro de Estados Unidos, Chile jugó un rol muy protagónico en no permitir la muerte de ese acuerdo y revivió en un acuerdo que se logró en la ciudad de Viña como el TPP11, que es un mercado de 500 millones de personas, que nos va a permitir acceder con condiciones más favorables a más de 3 mil productos de exportación de nuestro país, la mayoría de ellos del sector agrícola.
 
Y, además, este TPP11 es para Chile una garantía de estabilidad, de certeza en medio de mundo en que las reglas del juego del comercio se han debilitado y, muchas veces, son impuestas en forma unilateral por las grandes potencias.
 
Chile, además de promover y estar comprometido con el multilateralismo, va a ser sede, durante este año, en el mes de noviembre de la Cumbre de APEC, en el mes de diciembre de la Cumbre de la COP, en ambas Cumbres tenemos una labor que cumplir. En la primera es lograr que el mundo se vuelva a encauzar en base al libre comercio basado en reglas objetivas, conocidas y respetadas. Y, por eso, la defensa del libre comercio y el fortalecimiento de la Organización Mundial de Comercio, que ha estado muy debilitada, son tareas fundamentales de la Cumbre de APEC que tendremos en Chile en el mes de noviembre.
 
Y la defensa del medio ambiente en lograr metas y compromiso más ambiciosos y más exigibles por parte de los países, porque los compromisos que se lograron en París en la COP21 no son suficientes para asegurar que el máximo aumento de la temperatura no exceda de 1,5 grados. De hecho, ya ha subido un grado y, por lo tanto, nos queda muy poco margen para lograr esa meta que estaba pensada para fines de siglo.
 
Pero, además de eso, los compromisos no son exigibles y, por tanto, uno de los objetivos que queremos lograr en la COP25 en Santiago de Chile es compromisos más ambiciosos, más exigibles y, además, de ello vamos a tratar de incorporar mecanismos de mercado, el famoso Artículo 6° de la Cumbre de París que no se logró aprobar en la Cumbre de Polonia.
 
Y como país vamos a incorporar dos temas nuevos: el tema de los océanos, la protección de los océanos que es un elemento fundamental para la vida del planeta; sin azul no hay verde, sin verde no hay vida; y la protección de la Antártica, son temas que no se habían tratado en las COP anteriores y que queremos incorporarlos en esta reunión que tendremos el Chile.
 
Como ustedes ven, tenemos una agenda amplia, grande, ambiciosa y quería enfáticamente resaltar nuestro compromiso con tratar estos temas como política de Estado, pedir la ayuda y la colaboración de todas las personas que han tenido responsabilidades en esta materia en el pasado o que tiene interés y compromiso en el presente, para lograr que la Cumbre de APEC y la Cumbre de la COP sean Cumbres exitosas y que Chile puede hacer un aporte en estas dos importantes materias a un mundo mejor.
 
Por eso, voy a invitar en los próximos días a los ex Cancilleres y a las Comisiones de Relaciones Exteriores, junto con nuestro Canciller, para poder comprometer y coordinar mejor la participación de todas las fuerzas en el éxito de estas dos grandes Cumbres que tendremos en Chile.
 
Muchas gracias.