Presidente inaugura Cesfam en Alto Biobío

31 JUL 2018
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

S.E. el Presidente de la República, Sebastián Piñera, inaugura el CESFAM Ralco de Alto Biobío.

La verdad es que este es un día muy importante. Acabamos de participar en la inauguración de las escuelas modulares que reemplazan a la escuela que se quemó hace menos de dos meses. Yo creo que pocas veces en la historia de nuestro país, ha habido una reacción tan rápida, tan oportuna, tan comprometida para lograr que los niños no pierdan su año escolar producto de un accidente, como fue el incendio que arrasó con la escuela.
 
Y ahora estamos inaugurando este maravilloso CESFAM, Centro de Salud Familiar, que tiene muchas cosas que hay que destacar. En primer lugar, está en la comuna de Ralco, para poder inaugurar este Centro de Salud Familiar es para mí un privilegio. Ustedes, tal vez, se acostumbraron a estas bellezas, pero para los que venimos de Santiago, mirar la cordillera, mirar la cordillera nevada, mirar este cielo azul, mirar este sol resplandeciente, es un verdadero privilegio.
 
Pero yo sé también que este Centro de Salud Familiar ha sido y sigue siendo una aspiración muy sentida, muy querida, muy esperada de la gente de Alto Biobío. Y, por tanto, la oportunidad de participar de esta fiesta en esta verdadera alegría de inaugurar este Centro de Salud Familiar, también me llena el alma de alegría y me llena el corazón de entusiasmo.
 
El mayor porcentaje de los habitantes de esta comuna pertenecen a la etnia pehuenche, que como muy bien nos han recordado, estamos en Alto Biobío, no estamos en La Araucanía.
 
Pero también es cierto, recordando las palabras del alcalde, ésta es una comuna que tiene un potencial gigantesco en muchos frentes. Usted mencionó uno de ellos, el turismo.
 
¿Qué comuna tiene más atractivo que esta comuna para poder atraer a los turistas que quieren conocer la verdad, que quieren conocer la naturaleza, quieren conocer las raíces, las costumbres, las tradiciones, el lenguaje, la cosmovisión del pueblo pehuenche?
 
Y además no hay ninguna contradicción entre promover el turismo y, al mismo tiempo, respetar, proteger lo que es la cultura de los pueblos originarios. Se complementan, se enriquecen mutuamente.
 
Yo quiero decir también que este CESFAM, que va a permitir atender a comunidades, a once comunidades indígenas, que representan casi el 85%, ellas viven en el campo, no es solamente un centro donde recuperar la salud, es un centro de encuentro, es un centro donde se puede vivir en sociedad, donde se puede compartir con los demás.
 
Y, por tanto, cumple una doble función, devolver la salud al cuerpo, pero también enriquecer el alma a través de la convivencia, del encuentro, del intercambio de ideas, del intercambio de pensamiento.
 
El Gobierno, que tengo el honor de presidir, ha realizado muchos proyectos que son interculturales. Y éste es uno más. Este proyecto recoge las experiencias que hemos conocido en lugares como Cañete, como Santa Bárbara, como Mulchén y de esta misma comuna. Porque este nuevo Centro de Salud Familiar de Ralco, que tiene por supuesto todos los adelantos tecnológicos de la ciencia, de la medicina, pero también la sabiduría ancestral de la medicina del pueblo pehuenche.
 
Que tal como usted lo decía, distintas son estas hierbas medicinales que nos da la tierra, pero que sabemos que Dios las puso en la tierra, para ayudarnos a tener una vida más sana, una vida más feliz.
 
Y tiene también condiciones, este Centro de Salud Familiar, de seguridad, de calidad, de confort, que son el modelo de salud familiar que quisiéramos poder establecer en todo el país.
 
Este Centro de Salud Familiar incorporó a través de un proceso de escuchar, de consultar, de preguntar, qué es lo que querían los habitantes de esta comuna, de esta comuna del Alto Biobío, y por eso recoge la voz de todos, la voz de los pehuenches, la voz de los no pehuenches, para tener un Centro de Salud Familiar, que no solamente es donde vuelve la salud, sino que interprete nuestra forma de vida, nuestra cultura, de la mejor y más fiel manera posible.
 
Por eso, este Centro de Salud está orientado, y su apertura hacia el oriente para recibir el sol de la mañana, que es el que nos trae la vitalidad, para enfrentar el día.
 
Pero además tiene espacios para la medicina tradicional, existen espacios en que podemos aprender y aprovechar la sabiduría milenaria del pueblo pehuenche, para atender las necesidades de salud, junto con la medicina tradicional, la medicina que tiene más base en la tecnología y que se complementa con la medicina que tiene base en la sabiduría de la tierra.
 
Y además de eso, en todo su diseño, ustedes ven, existe la arquitectura que recoge y reconoce las mejores tradiciones del pueblo pehuenche. Esto no es un Centro de Salud Familiar hecho al azar, está hecho pensando en ustedes, pensando en las costumbres, pensando en las realidades de esta comuna de Alto Biobío.
 
Y, además, por supuesto, hemos invertido aquí, son casi 1.100 metros cuadrados, hemos invertido muchos recursos, cerca de 2 mil 800 millones de pesos, para darles a ustedes lo que usted, Lucinda, pedía, una salud de calidad.
 
Sé que esto no es el término, que todavía nos falta avanzar mucho en mejorar los Centros de Salud en muchas otras comunidades, pero esto constituye un gran paso adelante.
 
Y los chilenos que, a veces, estamos más preocupados de lo que nos falta, y a veces nos olvidamos de lo que tenemos, yo quiero decir, yo pienso que un Centro de Salud Familiar que está dotado de muchos boxes multipropósitos, que tiene módulos ginecológicos, dental, para enfermedades respiratorias, para hacer cirugía menor, que tiene rayos X, que tiene laboratorio, es más que un tradicional Centro de Salud. Es un Centro de Salud que tiene una mayor capacidad resolutiva, para que cuando ustedes vengan a su centro de salud, en la mayoría de los casos, puedan salir con su salud recuperada, y no como pasa en tantos otros lugares de Chile, en que muchas veces los Centros de Salud no tienen facultades de potencialidad para resolver los problemas y tienen que referir o reenviar a los hospitales o a los especialistas.
 
Por todo eso, yo quiero decirles que me siento muy contento como Presidente de Chile, como Presidente de todos los chilenos, de haber tenido el privilegio, la oportunidad de haber compartido con ustedes en esta comuna del Alto Biobío, haber tenido la oportunidad de participar en la inauguración de la escuela modular, ahora en la inauguración de este Centro de Salud Familiar.
 
Y ha ocurrido lo que usted, alcalde, mencionaba: cuando estamos unidos avanzamos más rápido, avanzamos más seguros, llegamos más lejos.
 
Y por eso en nuestro país, en que a veces caemos en la tentación de la pelea permanente, de la confrontación permanente, yo quiero recoger la sabiduría del pueblo pehuenche, para decirles a todos mis compatriotas: tenemos diferencias, bienvenidas son las diferencias, pero tenemos que aprender que lo que nos une es mucho más que lo que nos divide, y que si somos capaces de entender que la patria es un proyecto compartido.
 
Un gran sacerdote, cura, que logró ser declarado santo, el Padre Alberto Hurtado decía “la patria es mucho más que las montañas, los bosques, los lagos, los edificios; la patria es una misión a cumplir”.
 
Y nosotros tenemos una misión, de hacer que la patria, la patria de todos, nos permita a todos los chilenos, vivir una vida junto a nuestros seres queridos, una vida plena, una vida feliz y eso es lo que me motiva a mí, como Presidente de Chile, a trabajar desde que sale el sol hasta que se pone el sol, sin descanso por construir esa patria humana, buena, cariñosa y que sea capaz de acoger a todos sus hijos.
 
Muchas gracias.