Jefe de Estado anuncia inicio de implementación de telepeajes sin barreras en rutas interurbanas

15 MAY 2018
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

La iniciativa forma parte del plan “Chile Sin Barreras” y permitirá disminuir la congestión, ahorrar tiempo y reducir los riesgos de accidentes, sin generar un aumento en los precios para los usuarios. El primer lugar donde se instalarán los pórticos será en la Radial Nororiente.

Muy buenos días:
 
La misión, el deber, lo que esperan los chilenos de su Gobierno y también de su Oposición, no es que se peleen todo el día como el perro y el gato; lo que esperan es que trabajemos juntos para mejorar la calidad de vida de los chilenos.
 
Y por eso para mí, hoy día, es un privilegio poder anunciarles a todos nuestros compatriotas, una medida simple pero concreta, que va a mejorar la calidad de vida de nuestros compatriotas.
 
Hoy damos nacimiento, punto de partida, a un programa que se llama “Chile Sin Barreras”, que significa reemplazar las barreras de los peajes, por un sistema electrónico de telepeaje.
 
¿Por qué esto mejora la calidad de vida de los chilenos?
 
En primer lugar, porque esto va a permitir ahorrar tiempo. El ministro decía, cuando  este sistema esté en plena aplicación -y va a ser pronto- vamos a ahorrar 4 millones de horas/hombre, lo cual significa que le vamos a aportar a la riqueza de nuestro país, 154 millones de dólares, por un acuerdo entre la empresa, el sector privado y el Gobierno, con un solo norte: darles un mejor servicio en nuestras carreteras, a nuestros compatriotas, a los camioneros, a los automovilistas, a todos los que usamos nuestras carreteras.
 
Yo estoy consciente que esto era un antiguo y sentido anhelo de los chilenos, y por eso lo pusimos en nuestro programa de Gobierno.
 
Y otra buena noticia es que, gracias al acuerdo que hemos logrado con la empresa, este avance tecnológico no les va a costar un peso más a los que transitan por esta carretera Radial Nororiente, porque está incorporado en lo que se llama “un buen servicio”. Y eso va en beneficio de los usuarios de las carreteras y también del prestigio de las concesionarias.
 
Pero ahorrar tiempo es muy importante. La vida tiene muchos usos, y el día tiene pocas horas y, por lo tanto, cada minuto que le ahorramos a los chilenos, y no estén parados en un telepeaje o en un peaje con barreras, significa más tiempo para lo más importante en la vida: para que puedan disfrutar y participar con sus familias el tiempo libre, el deporte, la recreación y tantas cosas que queremos hacer con nuestro tiempo libre. 
 
Pero, además, el reemplazo de los tradicionales peajes por el telepeaje también significa mayor seguridad, porque está demostrado que las detenciones, las frenadas en los peajes, significan también mayores accidentes. Ahora que el flujo va a transitar sin interrupciones, sin detenciones, vamos a tener carreteras más expeditas, más eficientes, más tiempo para lo más importante y más seguridad en nuestras vidas.
 
Lo que estamos inaugurando hoy día con este convenio que firmamos con la carretera Radial Nororiente -que es el acceso por el nororiente a la ciudad de Santiago- lo vamos a replicar, ojalá, en todas las carreteras de Chile: en la Ruta 68, en la Ruta 78, en la Ruta 5, que une a nuestro país desde Arica hasta el sur, de forma tal que no solamente no tengan que detenerse porque no hay luces rojas, sino que tampoco tengan que detenerse porque hay peajes.
 
Esto es un compromiso de nuestro Gobierno con mejorar la calidad de vida de todos nuestros compatriotas. Y, adicionalmente, esta iniciativa es parte de un gran proyecto por mejorar la infraestructura de nuestro país.
 
Nuestra meta, nuestra misión, es transformar a Chile en un país desarrollado antes que termine la próxima década y eso significa muchas cosas. Por de pronto, más crecimiento, mejores empleos, mejores salarios, mejores pensiones, mejor seguridad, pero también significa mejor infraestructura.
 
Y por eso nuestro plan de infraestructura contempla una profunda modernización de nuestras carreteras, pero también de nuestros puertos, de nuestros aeropuertos, de nuestros embalses, todo aquello que nos va a permitir hacer de Chile un país desarrollado, en que todos y cada uno de los chilenos tenga las oportunidades para desarrollar sus talentos y tenga también las seguridades de que va a poder tener una vida digna.
 
Por eso estoy convencido que el camino para lograr estas metas es la unidad entre los chilenos, es la colaboración, no es la confrontación permanente, es todo lo contrario: es el diálogo, son los acuerdos. Es la colaboración, como ha sido la colaboración entre la empresa privada -la Concesionaria Costanera de esta carretera- y el Gobierno de Chile, para poder entregarles hoy día a los chilenos una muy buena noticia: vamos a tener carreteras más seguras, más eficientes, por las cuales van a poder transitar con mayor rapidez y con mayor seguridad.
 
De eso se trata, mejorar la calidad de vida de los chilenos.
 
Muchas gracias.