Inauguración de la I Reunión de Presidentes, Jefes de Estado y de Gobierno SICA-Chile

12 OCT 2017
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

S.E. la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, participa en la inauguración de la I Reunión de Presidentes, Jefes de Estado y de Gobierno SICA-Chile

Amigas y amigos:
 
Quiero iniciar estas palabras reiterando la solidaridad de Chile con los países de la región que han tenido que lamentar la pérdida de vidas humanas y la destrucción de hogares e infraestructuras producto de los diversos desastres naturales que los han afectado en los últimos meses. Sé que lograrán sobreponerse, pero también quiero que sepan que cuentan con nuestro apoyo.
 
Quiero darles una cálida bienvenida a Chile y agradecer, muy especialmente, al Presidente Juan Carlos Varela, quien nos ofreció, cuando estuvo de Visita Oficial en nuestro país, la posibilidad de realizar aquí en Santiago la Primera Reunión del Foro de Diálogo Político y Cooperación SICA-Chile. También agradecer al Presidente Orlando Hernández el que venga y asista, y la presencia de todos ustedes acá.
 
Para Chile es muy importante ser anfitrión de este evento. Estoy segura de que es una instancia que permitirá afiatar aún más las excelentes relaciones bilaterales de Chile con las naciones integrantes del SICA, ayudando a concretar nuevas instancias de diálogo, de oportunidades para el diálogo político, para la cooperación, incorporando una visión regional.
 
También quiero felicitar y desear el mayor de los éxitos al ex Presidente de Guatemala y recientemente designado Secretario General del SICA, Marco Vinicio Cerezo Arévalo. Me alegra que al comenzar esta etapa al frente del SICA, uno de los temas relevantes sea el fomento de los intercambios entre nuestro país y la región centroamericana.
 
Amigos y amigas:
 
La cooperación entre nuestros países es de larga data. Ya en los años 30 del siglo pasado, nuestro país envió a Centroamérica una serie de Misiones Pedagógicas que contribuyeron a organizar los sistemas educacionales centroamericanos.
 
Años después, a partir del regreso a la democracia y con la puesta en marcha de nuestra Agencia de Cooperación Internacional, Chile retomó estos vínculos de cooperación con el “Programa Becas de Postgrado República de Chile”, el año 1991. 
 
Y desde entonces, hemos desarrollado múltiples iniciativas de cooperación con cada uno de los países miembros del SICA, mediante programas de transferencia técnica y becas para la formación de recursos humanos, agricultura y seguridad alimentaria, cooperación económica para el desarrollo, prevención de desastres, medio ambiente y fortalecimiento de la democracia y modernización institucional.
 
De hecho, este año el Programa de Cooperación Técnica suma 41 proyectos y 64 becas de estudios de maestría.
 
También hemos profundizado nuestra relación económica, en gran medida gracias al Tratado de Libre Comercio que firmamos en el año 2002 y que en 2016 nos permitió alcanzar un intercambio total cercano a los mil millones de dólares. Con Panamá firmamos un acuerdo por separado que nos ha permitido dinamizar la relación comercial, y esperamos que algo similar ocurra pronto con República Dominicana, y ya estamos dando los primeros pasos en esa dirección.
 
Lo que es seguro es que el año 2015, con la suscripción del Memorándum de Entendimiento para el Establecimiento del Foro de Dialogo Político y de Cooperación entre el Sistema de la Integración Centroamericana y nuestro país, se inicia una nueva etapa, de un largo proceso que comenzó también durante mi primera presidencia, cuando Chile ingresó al Sistema de Integración Centroamérica en calidad de país observador.
 
Al inicio de ese camino nuestros objetivos eran profundizar la cooperación, generar convergencias en torno a temas esenciales como la paz, la democracia, la seguridad y los derechos fundamentales, y trabajar conjuntamente por el bienestar de nuestros pueblos.
 
Con el paso de los años han surgido nuevos temas que se han incorporado a nuestras preocupaciones –y ocupaciones–, como el medio ambiente, la seguridad ciudadana, la inmigración ilegal y la prevención de desastres. Y hemos logrado trabajar en conjunto en algunas de estas áreas, como la Plataforma Chileno-japonesa de Prevención de Desastres (KIZUNA), que desde el año 2015 otorga becas para que profesionales centroamericanos realicen cursos, diplomados y maestrías en prevención de desastres.
 
Y con motivo de la puesta en marcha de este Foro SICA–Chile, el grupo de trabajo se reunió ayer para identificar una serie de áreas de colaboración. Entre ellas, el fortalecimiento institucional y de la justicia; la seguridad y gobernanza; la formación de capital humano; innovación y género; desarrollo social; y la prevención de desastres.
 
Dentro de ellos, ocupa un lugar prioritario la subsistencia y consolidación de las instituciones democráticas. Nuestros países tienen un firme compromiso con la democracia y con el respeto a los derechos humanos, y hoy también enfrentamos el desafío de fortalecer el valor social de las instituciones democráticas. 
 
Estamos convencidos de que no hay mejor forma de gobierno para garantizar el respeto de tales derechos fundamentales, y por ello no podemos permitir que esta estrecha interrelación se quiebre, poniendo en peligro cosas tan importantes como la participación ciudadana, la libertad de asociación y de expresión, la justicia, la igualdad y la paz social.  
 
Pero también somos conscientes que para preservar la democracia y –al mismo tiempo– avanzar hacia un desarrollo sostenible, es preciso afrontar los problemas de seguridad pública y lucha contra el crimen organizado que afecta profundamente la vida de los centroamericanos.
 
Chile, a través de Carabineros, ha implementado –desde hace más de dos décadas– un programa de cooperación que ha permitido entrenar a más de 600 policías de países del SICA. Del mismo modo, nuestra Policía de Investigaciones ha llevado a cabo programas de entrenamiento, con una visión multidisciplinaria de la función policial.
 
Confiamos en que este Foro de Diálogo resulte en procesos aún más estrechos de colaboración, que nos permitan ayudar a fortalecer la seguridad pública en Centroamérica y la lucha contra la violencia, el tráfico ilegal de migrantes y el tráfico ilícito de estupefacientes, que han proliferado en la región.
 
Amigos y amigas:
 
En el mundo en que vivimos, marcado por la interdependencia y la incertidumbre, tenemos que actuar unidos para enfrentar los problemas y los desafíos que tenemos, los desafíos locales, regionales y globales. Y en ese sentido, la Comunidad Internacional ha dado pasos en la dirección correcta: la adopción de los Objetivos del Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, nos permiten aunar esfuerzos para reducir la pobreza y la desigualdad, y también para impulsar la sustentabilidad medioambiental.
 
Y el Acuerdo de París nos brinda un marco para la lucha conjunta contra el cambio climático. Sabemos que hoy, cuando empezamos a ver con toda claridad las consecuencias del calentamiento global, y también del calentamiento, la acidificación y contaminación de los océanos, tenemos que trabajar intensamente para enfrentar y solucionar estos problemas. 
 
Especialmente, por la vulnerabilidad de nuestros países a los eventos climáticos extremos, es indispensable actuar, entonces, no sólo cada país, sino colaborar a nivel regional, y que este Foro incluya el intercambio de experiencias y visiones sobre cómo enfrentar este enorme desafío.
 
En la misma dirección, no puedo dejar de mencionar la importancia de la conservación y el uso sostenible del océano y sus recursos para todas nuestras naciones. El océano juega un rol fundamental en la vida del planeta, así como para la supervivencia de millones de personas. Por ello, su deterioro tiene un gran impacto global.
 
Como país, hemos decidido enfrentar seriamente este tema, implementando medidas de alcance nacional y alentando la acción internacional.
 
Hemos creado Áreas Marinas Protegidas para resguardar la biodiversidad marina en los alrededores de Isla de Pascua –Rapa Nui–Juan Fernández, Diego Ramírez y Cabo de Hornos. De esta manera, el tamaño de nuestra Zona Económica Exclusiva Protegida ha crecido de 4,3% a 46%, con lo que Chile ha pasado a ser el país con el más alto porcentaje de espacios marinos protegidos en el mundo.
 
También hemos participado activamente en las cuatro Conferencias “Nuestros Océanos” –de donde viene llegando nuestro canciller hace unos días– cuya segunda versión tuvo lugar en Valparaíso, en octubre del 2015. La última se hizo en Malta.  En esa oportunidad, nuestro país anunció la creación de un Consejo de Política Oceánica, que se constituyó en agosto del 2016, y que busca la creación de una política integradora para enfrentar de manera coordinada los desafíos en este ámbito, con una perspectiva de largo plazo.  
 
Asociado a este mismo tema está la lucha contra la contaminación por desechos marinos y micro-plásticos en los océanos. En ese sentido, hemos decidido tomar medidas concretas: durante la Asamblea General de las Naciones Unidas recién pasada, en septiembre, anuncié que nuestro país va a prohibir las bolsas plásticas en la zona costera, porque creemos que es una medida muy importante, que colaborará en la dirección que yo mencionaba.
 
Pero es justo destacar que también hay comunas que por iniciativa propia han estado ya poniendo en práctica esta idea y que, en conjunto con la Armada de Chile, diversos pueblos costeros, en particular sus niños, niñas y adolescentes, realizan acciones de limpieza de las playas para evitar que aumente la contaminación. Estamos orgullosos de esta labor y esperamos que vaya creciendo.
 
Amigas y amigos:
 
Cuando nuestros países suscribieron el Memorándum de Entendimiento para el Establecimiento del Foro de Diálogo Político entre el SICA y Chile, todos nosotros nos comprometimos a realizar  esfuerzos para identificar áreas y mecanismos de cooperación en favor del desarrollo y progreso de nuestros pueblos. Y por eso, el sentido de este Foro es justamente avanzar tras esos objetivos. 
 
Así que quiero agradecer muy sinceramente la participación de los Presidentes, Vicepresidentes, Cancilleres, creo que hay un ministro de Defensa también, que nos acompañan el día de hoy y a sus delegaciones.
 
Sé que con el esfuerzo de todos, lograremos caminar por el sendero que nos hemos propuesto de cooperación y apoyo mutuo frente a los desafíos que nos presenta el mundo global. También agradezco a la Secretaría General del SICA y a su equipo por el esfuerzo desplegado para esta reunión.
 
El poeta nicaragüense Pedro Flores decía:
 
“América Latina se divide en tres y somos una sola nación. ¡Compartiendo el mismo lenguaje, llevaremos el mensaje de hermandad y unión…!”
 
Muchas gracias.