Mandataria en el bicentenario de la Batalla de Chacabuco: “Nuestros libertadores comprendieron desde el inicio que la independencia de uno no era posible sin el otro”

12 FEB 2017

En su discurso, junto al Mandatario Mauricio Macri, comentó que “en momentos en que el planeta enfrenta el resurgimiento de las ideas que propugnan la disgregación, la xenofobia, el aislacionismo y el proteccionismo comercial, Chile y Argentina, como repúblicas hermanas, se abrazan nuevamente para reivindicar la unidad”.
 

Esta noche, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto al Mandatario argentino, Mauricio Macri, participó en la Conmemoración Bicentenaria de la Batalla de Chacabuco. La ceremonia, realizada en la comuna metropolitana de Colina, representa la culminación de la campaña conmemorativa de la recreación del Cruce de los Andes, la que es considerada una de las operaciones militares más importantes de la historia de América Latina.

En su discurso, la Gobernante afirmó que “el combate vivido aquí fue más que un éxito militar; fue el primer triunfo de una causa de dimensión americana y de una visión compartida que tenían los padres de nuestras patrias y que queremos recuperar”.

Esta batalla, que tuvo lugar el 12 de febrero de 1817 en la hacienda de Chacabuco –a 55 kilómetros al norte de la ciudad de Santiago-, fue decisiva para la Independencia de Chile en la cual combatieron el Ejército de los Andes de las Provincias Unidas del Río de la Plata y el Ejército Realista, resultando en una firme victoria para el bando independentista, comandado por el general José de San Martín que contó con contingentes emigrados de Chile (pasando estos al Ejército Unido).

La comitiva que participó en la ceremonia incluye a más de 670 soldados de Chile y Argentina, 400 mulas, 27 caballos, 5 aeronaves, toneladas de forrajes, víveres y equipo. La campaña recorrió cinco de los seis pasos de la ruta sanmartiniana original -Come Caballos (en La Rioja), Los Patos (en San Juan), Uspallata, Portillo de Piuquenes y Planchón (en Mendoza)-, para celebrar los 200 años de la heroica gesta del general. El recorrido por la Cordillera duró 16 días y el momento cumbre fue el encuentro binacional en el Cristo Redentor.

“Aquí comenzó a cerrarse el cerco contra la opresión, reavivando el impulso libertador de todo el continente. Aquí luchamos y vencimos junto a nuestros hermanos argentinos, luego de cruzar la segunda cordillera más alta del mundo. Supimos ser más en la batalla. Y reivindicamos, junto con la idea de libertad, un principio básico que marcó nuestra relación y nuestro destino: el principio de que la unión hace la fuerza. Y si juntos luchamos entonces, juntos conmemoramos y celebramos hoy”, manifestó.

La Presidenta, acompañada por los ministros de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; y Defensa Nacional, José Antonio Gómez, afirmó que “muchos de quienes nos acompañan hicieron ahora la misma travesía que aquellos antepasados que nos dieron patria. Atravesaron enormes montañas y sortearon profundos abismos, sufrieron el calor del día y del intenso frío de la noche.  Y sintieron en carne propia la admiración por aquel puñado de hombres”.

Agregó: “Hombres cuyo viaje de ida se inició en condiciones nada felices, cuando, tras el desastre de Rancagua, los patriotas chilenos fueron recibidos en suelo argentino. Allí, nuestros hermanos trasandinos, con generosidad y cariño fraterno, se sumaron al sufrimiento patriota y se hicieron uno con nuestro pueblo en su grito de Libertad”.

En este sentido, la Mandataria subrayó que “nuestros libertadores, San Martín y O’Higgins comprendieron desde el inicio que  la independencia de uno no era posible sin el otro, y que la libertad de la región dependía del esfuerzo mancomunado”, y recordó y citó cómo San Martín decía, en una carta al subdelegado de la villa de San Felipe: “O la América es libre a costa de sus propios esfuerzos, o desciende encorvada al cadalso que le preparan los tiranos. No hay medio. Mi ejército viene decidido a morir o a ser libre’”.

En su discurso la Mandataria afirmó que “en momentos en que el planeta enfrenta el resurgimiento de las ideas que propugnan la disgregación, la xenofobia, el aislacionismo y el proteccionismo comercial, Chile y Argentina, como repúblicas hermanas, se abrazan nuevamente para reivindicar la unidad. Para reivindicar la fuerza y el alcance del esfuerzo coordinado, de la integración bilateral y regional. Para renovar nuestros votos de cooperación y de amistad mutua y con otras naciones”.

Asimismo, la Gobernante detalló que junto a su par argentino firmaron la Declaración de Chacabuco, donde se plasmaron aspectos relevantes en la relación bilateral y destacaron una visión compartida del contexto regional.

“Chile tiene la voluntad de avanzar también en su relación con Perú en la misma dirección que ha logrado hacerlo con Argentina, tal como fueron capaces de hacerlo los libertadores de Argentina y de Chile en su gran empresa emancipadora. Para ello, estamos trabajando con el Gobierno del Presidente Pedro Pablo Kuczynski, decididos a avanzar sin pausa”, resaltó.

“Chilenos, argentinos y peruanos defendemos hoy los mismos valores de aquellos hombres, diversos en acentos, culturas y colores de piel, que lucharon y vencieron en Chacabuco. Creemos firmemente en la paz, en la solidaridad, en la libertad, en la justicia. Estamos convencidos que existe una comunidad de intereses entre vecinos y que la prosperidad depende de la integración”, manifestó.

Además, precisó que “hoy es un triple aniversario para Chile”: El 12 de febrero de 1541 Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago, y se inició formalmente el proceso que llegaría a constituir a Chile en una Patria. El 12 de febrero de 1817 se ganó la batalla más decisiva para que Chile fuera una república independiente; independencia que se firmó, finalmente, el 12 de febrero de 1818.

”Hoy es un día que habla de la solidaridad, más allá de fronteras, tal como lo pudimos comprobar hace pocas semanas, cuando en medio de los incendios forestales, Argentina envió a sus brigadistas, que combatieron codo a codo, con los nuestros, el fuego. He agradecido personalmente al Presidente Macri este gesto de solidaridad, que se sumó al apoyo de otras naciones amigas", remarcó.

Al finalizar su discurso, la Presidenta de la República, enfatizó que “hace 200 años comprobamos que ni un muro natural de miles de metros de altura puede ser una barrera infranqueable para el deseo de libertad y de encuentro que anima a las personas y a los pueblos libres. Y hoy, juntos, reivindicamos la disposición de que estas montañas no sean una separación, sino signo del destino común que labraron para nuestros pueblos los próceres que aquí lucharon y vencieron, para ganar las patrias libres y prósperas que hoy nos toca engrandecer”.
 
Exportar a PDF



Fotografías

Descargar galería
Para compartir esta galería, se debe copiar y pegar el siguiente código en su página web:
<iframe src="http://prensa.presidencia.cl/CompartirGaleria.aspx?id=49044" width="640px" height="720px" frameborder="0">

Videos

Audios

Descargar audio