Visita al Centro de Distribución Lourdes de Cenabast

8 SEP 2017
Descargar Audio Discurso Descargar Transcripción

S.E. la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, visita el centro de distribución Lourdes de Cenabast, donde se encuentran almacenados los nuevos ajuares que entregará el Programa de Apoyo al Recién Nacido de Chile Crece Contigo. 

Amigas y amigos:
 
Nos encontramos aquí en la Central de Abastecimiento Lourdes de la CENABAST, para ver directamente las mejoras que hemos incorporado a los nuevos ajuares. Ustedes saben, nosotros estamos entregando ajuares desde mi Gobierno anterior, desde el año 2009, que contenían los elementos básicos de cuna, de elementos de ropa, algunos utensilios claves para un bebé, que empezamos a entregar gratuitamente el año 2009 a todos los hijos de madres que tenían sus hijos en hospitales públicos. Independiente del seguro de salud que tuvieran o no.
 
Pero éste, sin duda, es un ajuar, no es un nombre que exprese muy bien lo que es pero no se nos ocurrió otro nombre en su momento, que es mucho más que un ajuar: porque lleva cosas muy fundamentales como una cuna con todos sus contenidos.
 
Pero sin duda que en la política pública uno siempre tiene que ir mirando qué mejoras puede ir introduciendo. El año 2012 se introdujeron algunas mejoras y el año 2015 se añadieron un conjunto de materiales educativos para orientar a las mamás. Como por ejemplo, éste que es un material que entrega todos los elementos de cómo utilizar y cómo hacer cada uno de los elementos que están entregados en el ajuar, de manera de que para las familias pueda ser fácil llegar a su casa y utilizarlo. Enseña a cómo colocar el cojín de lactancia materna para facilitar la lactancia, muestra también cuáles son elementos de estimulación, en fin, más un video, un conjunto de información y material educativo, más su primer libro de cuentos, su primer libro de tocar también.   
 
Entonces, esto ya lo estábamos entregando de manera gratuita. Sin embargo, eso ha significado que desde mi primer Gobierno, el año 2009 a la fecha, más de 1 millón 200 mil familias han recibido su ajuar, y eso representa un apoyo concreto en la crianza y el desarrollo de los recién nacidos.
 
Y esta contribución gratuita, que es parte del Chile Crece Contigo a las familias, ha sido muy valorado por ellas porque efectivamente les evita un gasto que antes debían asumir ellos, porque es un primer bebé o porque a veces pasa el tiempo y ya pasaron varios años y las personas ya no tienen las cosas que tuvieron cuando años anteriores tuvieron un bebé. Y, por lo tanto, es un tremendo aporte a ello.  
 
Y ésta es una política que no es un accidente, sino que es justamente lo que buscábamos, que era aportar a mayor equidad y facilitar que los niños y niñas potencien al máximo sus posibilidades de estimulación.
 
Pero como yo decía, parte permanente del programa es ir revisando si las iniciativas y los programas del Chile Crece Contigo están ocurriendo bien. Entonces, a partir de las últimas conversaciones con las mamás y las sugerencias que ellas nos dieron, sabemos y aprendimos que era un problema al salir del hospital tener que llevarse 3 cajas y un colchón. Era difícil de transportar.
 
Y por eso que los nuevos ajuares incorporaron cambios importantes, buscando que este embalaje poco funcional, se transformara en piezas multiuso, de fácil traslado, pero no sólo eso, sino que no fueran cajas que después se botaban, sino que pudieran reutilizarse y no tener que desecharlas.  
 
¿En qué consistían estos cambios?
 
No sé si voy a tener un modelo que los muestre. La caja de la sala cuna antes se botaba. Entonces, ahora se transforma en una caja, que además tiene un diseño y que permite luego que se transforme en un baulito que puede permitir guardar ropa, guardar juguetes, guardar distintos elementos ahí.
 
Hay un colchón de la cuna y esto que se llama goma eva, que es ése elemento plástico ahí para los niños puedan jugar y no caerse y que les duela, se raspen las rodillas cuando ya empiezan a caminar. Entonces, vienen también en un empaque de fácil traslado, con una manilla que le facilita las cosas.  
 
Los otros objetos del ajuar que ustedes ven ahí, se entregarán en una bolsa de tela compacta. Vamos a mostrar, ésa es la bolsa de tela compacta, donde adentro va la ropa, va el cojín de amamantamiento, va la mochila, van los utensilios, pero que luego se transforma –como ustedes ven– en un organizador vertical que permite almacenar los productos y artículos de uso cotidiano del bebé, optimizando el espacio en la casa.  
 
Y a esto, además, sumamos otra cosa que es re’importante: en el diseño –y ustedes lo pueden observar– para todas las piezas. Ah, ahí está el colchón con la goma eva, que es mucho más fácil y liviano para transportar, porque además hay que llevar al bebé hay que pensar, además de todos estos utensilios.  
 
Y lo otro importante que me parece a mí es que, bueno, siempre han sido lindos y de buena calidad los productos que hemos entregado, pero ahora se buscó también darle un sentido especial. Y si ustedes pueden acercar sus cámaras, van a ver que los diseños muestran animales de distintas partes de Chile y, por ejemplo, muestra la cordillera, el mar, el desierto y el bosque chileno, que por un lado los hace muy bonitos pero por sobre todo refleja nuestra identidad cultural.
 
Entonces, así seguimos introduciendo mejoras al Sistema Chile Crece Contigo, que se suma ya a los diferentes avances y logros que el Sistema ha tenido en estos 10 años de vida.
 
Que en este tiempo, más de 2 millones de madres gestantes han sido parte del control prenatal y han recibido apoyo en las distintas etapas de desarrollo de sus hijos.
 
Más de 460 mil niños y niñas, a través del Programa Chile Crece Contigo, –se ha podido detectar que tenían problemas de retraso y desarrollo– han podido recibir la atención necesaria. Y se han llevado a cabo además 530 proyectos adelante, que habilitan espacios públicos infantiles en los territorios.
 
Se han invertido más de 368 mil millones de pesos en programas destinados a la Primera Infancia, y además –a partir de este año, como ustedes– hemos iniciado la extensión del Chile Crece Contigo hasta los 9 años, que se atienden; eso sí, los niños que se atienden en el Sistema Público de Salud. El ajuar lo reciben todos los niños que nacen en hospital público, pero en el programa la extensión es hasta los nueve años, son a los niños que se atienden en el Sistema Público de Salud. Y hemos introducido también una atención mayor, pero además atención de salud mental.  
 
Y como parte de esa extensión, también iniciamos –ya desde este año– la entrega de lo que hemos llamado el Rincón de Juegos, a todos los niños de prekinder de escuelas públicas, que tiene un atril, una pizarra y una carpita, con lo cual muchos niños que a veces en su casa no tienen un lugar donde jugar, puede transformarse en un juego para ellos y sus hermanos. Entonces, estamos promoviendo la actividad lúdica y libre en los niños de prekinder.
 
Entonces, así vamos mejorando en una política pública que es pionera en Chile, y no sólo en Chile: ustedes saben que ahora existe el Chile Crece Contigo en Uruguay, en Panamá, en muchos lugares, que les pareció que éste era un programa tan interesante que ellos lo adaptaron a su realidad. Y como decía, se ha ido replicando en muchos países, de manera de ir otorgando mayores oportunidades a nuestros niños y niñas.  
 
Porque ése es el Chile que queremos ver: el Chile que da más  oportunidades a todos, que permite que sus hijos mejoren, que las familias se desarrollen, que se piense en que importa el país desde el inicio de la vida, y que además incluye transversalmente todas las áreas.
 
Porque, así como aquí estamos viendo, el ajuar que van a recibir todos los niños y niñas que nacen en hospital público, luego reciben en el consultorio el apoyo en alimentación, su Rincón de Juegos en el prekinder, sus vacunas, sus tratamientos dentales, y también entonces, además, les estamos garantizando para su futuro una educación más justa, más equitativa y con más calidad.
 
Entonces, al mismo tiempo, estamos implementando políticas de vivienda que miran a la familia en su conjunto y que también piensan en que no sólo mejoremos la familia, mejoremos los barrios, tengamos más espacios públicos, tengamos más parques donde la gente pueda recrearse y poder vivir todos un poco más felices.  
 
Así, crecientemente, vamos mejorando todo lo que es el ajuar que los niños reciben al nacer, y eso yo espero que sea un muy buen augurio de un Chile más equitativo y mejor para que ese país donde estos niños nazcan y crezcan realmente los reconozca, los valide y sea mucho mejor para cada uno de ellos.
 
Así que muy contenta de estar aquí en la CENABAST, en este Centro de Abastecimiento, para poder dar esta muy buena noticia a las mamás –y a los papás, porque también les importa a los papás– para los niños de Chile.
 
Muchas gracias.